Hellboy II: The Golden Army: Guillermo del Toro combina arte, acción y espectáculo

by/por: Juan Rodríguez Flores
Quienes conocen la trayectoria del cineasta mexicano Guillermo del Toro saben que hasta antes de Hellboy II: The Golden Army su carrera estuvo desarrollándose en dos direcciones aparentemente contradictorias. En una de ellas estaban sus películas realizadas en España y México (Cronos, El espinazo del Diablo, El laberinto del Fauno) y en la otra los filmes que había podido dirigir en Hollywood hasta el momento (Mimic, Blade II y Hellboy).
En varias entrevistas del Toro explico que esta situación le permitía darse el lujo de trabajar en el cine norteamericano, haciendo películas de grandes presupuestos y en idioma ingles, sin por esa razón perder la oportunidad de escribir y dirigir proyectos más íntimos y personales hablados en español.

Con Hellboy II: The Golden Army parece que finalmente el pudo encontrar la forma de reconciliar ambos intereses creativos. Asi lo dijo durante la plática que ofreció hace algunos días como parte de las actividades de Los Ángeles Film Festival. Evento en el que tan esperada cinta tuvo una exitosa presentación.

Las metas que del Toro logro alcanzar con Hellboy II: The Golden Army no fueron resultado de la casualidad sino de la libertad artística que le dio obtener este año 3 premios Oscar con El laberinto del Fauno (Pan´s Labryinth). Sin tales reconocimientos le hubiera sido muy difícil utilizar, de la forma en que lo hizo, los 85 millones de dólares que la compañía productora invirtió en la segunda adaptación del libro de comics concebido originalmente por Mike Mignola.

Ganador del George Pal Memorial Award que se entrega anualmente en los Saturn Awards, los mas importantes del cine y televisión de ciencia-ficción, Guillermo del Toro señalo frente a un centenar de admiradores como ideales, aunque un poco limitadas desde el punto de vista presupuestal, las condiciones en las que trabajo durante largos meses para poder crear en unos estudios de cine localizados en Budapest, Hungría, la nueva aventura del hombre rojo y sus monstruosos enemigos.

´´Pienso que Hellboy II: The Golden Army termino siendo tal y como yo la tenía en la mente. Me parece que es una película a toda madre, de la que sinceramente estoy muy orgulloso´´, comento divertido el cineasta originario de Guadalajara, Jalisco, México.

Acostumbrado a filmar películas en español dentro de condiciones económicas que no siempre son las mejores, del Toro considera que hizo milagros para que Hellboy II: The Golden Army luciera espectacular visualmente, como si fuera una cinta que hubiera costado 200 millones de dólares.

´´Fue todo un reto tratar de hacer esto, sin embargo creo que pude conseguir los objetivos que me puse a mi mismo cuando empecé a planear la idea de escribir, producir y dirigir esta secuela´´, explico del Toro. ´´Se trata de una película muy grande, así como son los blockbusters que llegan a los cines durante el verano, pero creo que al mismo tiempo también pueden verse en ella cosas muy cercanas a mí. Y eso me gusta mucho´´.

Con respecto al eventual éxito o fracaso que Hellboy II: The Golden Army podría llegar a tener en las taquillas de los cines, dentro y fuera de Estados Unidos, del Toro se mostró un tanto cauteloso al abordar ese difícil y complicado tema.

´´No quisiera aventurar ninguna hipótesis sobre algo que no entiendo muy bien todavía –dijo del Toro- en el cine nunca sabes que es lo que va a pasar cuando la gente vea lo que has hecho. Por ejemplo, yo estaba convencido de que El espinazo del diablo seria vista por muchas personas. Pero sucedió lo contrario. Paso casi desapercibida, hasta que luego fue descubierta cuando salio al mercado del DVD. Con El laberinto del Fauno sucedió lo contrario. Yo pensaba que solamente a mí y a mis mejores amigos nos iba a interesar una película como esa, pero el público tuvo una opinión muy distinta. Pase lo que pase con Hellboy II habrá Hellboy III, de eso estoy completamente seguro´´.

Las motivaciones que impulsan a Guillermo del Toro para seguir expandiendo el universo de su personaje favorito tienen un sentido y una profundidad que superan el simple deseo de ponerse a dirigir otra película. Por eso considera que cada nuevo capitulo de la saga de Hellboy revela aspectos desconocidos de tan singular personaje, que son preguntas que todos los seres humanos nos hemos llegado a plantear alguna vez.

´´En la primer cinta nos encontramos con Hellboy reflexionando acerca de si es de la misma especie que nosotros, al final llega a la conclusión de que sea cual sea su apariencia exterior el tiene alma humana. En la segunda entrega de la serie –apunto del Toro- Hellboy se cuestiona a si mismo si pertenece a la misma estirpe de los monstruos a los que combate, Y en la tercer cinta vamos a tratar de responder una simple pregunta, que es la de saber si Hellboy podrá o no transformarse en la bestia del Apocalipsis que tiene marcado como destino´´.